El mismo

26 Oct

Ya no me acuerdo si me dijeron que la escalera me llevaría al cielo o al infierno. En la puerta me dieron las instrucciones pero, como siempre, olvido lo más importante.

El amor usa máscaras distintas. La voz metálica. Las manos cuadradas llenas de pintura. El cabello largo. Los pies morenos. Las gafas oscuras. La biblioteca desordenada. Siempre un hombre inesperado. Siempre el amor con sus engaños, las promesas y el rastro de sangre.

Peldaño a peldaño, voy pensando lo que me espera al final. En la base de la escalera, allá abajo, a lo lejos, ahora veo la ropa que he ido quitándome. Y un montón de piel. Y los músculos. Y todos mis huesos. Y los zapatos rojos.

A punto de llegar a la cima de la escalera, percibo el olor de un hombre. Otro. Es decir, el mismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: