Jaulas

27 Oct

De todas las formas que hemos inventado para maltratar animales, tener aves enjauladas me parece una de las más crueles. Nos importa un carajo la vida: hay que atrapar, que no se vaya, me pertenece, nunca me abandones. 

Nos alegra el canto de las aves encerradas. Quién sabe de dónde nos brota el sadismo y si tiene fin y si nos interesa que termine.

Mi vecino tiene un ave atrapada. Pensé que era un loro. Se escuchaba un canto muy claro por las mañanas y por las tardes. El canto salía de la casa. Desde hace unas semanas, el vecino saca la jaula al jardín. Finalmente vi que era una ninfa de color blanco. Tiene una cresta amarilla que hace más bello su plumaje. La jaula es hermosa y está pintada de color ocre. El color ocre me trae recuerdos de óxido, de cosas antiguas, de sangre y ojos llorosos. 

La ninfa no tiene espacio. ¿Qué es una jaula? ¿Dónde está el árbol? ¿Cómo se llega al cielo? 

Yo ya estaría picoteando el acero para salirme. Aunque me destruyera el pico.P refiero morir antes que estar encerrada. Me he destruido antes y lo hago todavía, a cada segundo. Muchas veces enjaulé lo que debería andar volando…

Quisiera cruzar la calle ahora mismo. Entrar al jardín. Abrir la puertecilla de la jaula.

Tal vez otro domingo que haya más sol y que no esté a punto de caer una tormenta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: