Día Internacional del Libro Infantil

2 Abr

andersen_statue

Desde 1967, el IBBY, International Board on Books for Young People, celebra el 2 de abril: Día Internacional del Libro Infantil. El objetivo es promover entre los niños la lectura de los buenos libros.

Hoy, 2 de abril de 2014, es el natalicio número 209 de uno de los autores favoritos de millones de niños -y no tan niños- alrededor del mundo.

Hans Christian Andersen

Había una vez, en una ciudad muy pero muy lejana, un niño que se llamaba Hans Christian Andersen. Nació en Odense, Dinamarca, el 2 de abril de 1805. Su padre era zapatero y su madre lavandera. Su familia fue tan pobre que llegaron a dormir en las calles, bajo los puentes.

Cuando Andersen tenía once años, murió su padre. Dejó la escuela. Entonces se puso a leer todo lo que encontraba de manera autodidacta. Antes de dedicarse a escribir, probó suerte como cantante de ópera y fue estudiante de danza por poco tiempo. Al parecer no le fue muy bien. Andersen detestaba la escuela.

A los veintidós años, publicó su primer poema en una prestigiosa revista. Le gustaba viajar y publicaba sus relatos de viajes en los periódicos. Escribió poemarios, obras de teatro, novelas y libros de literatura infantil que persisten en las bibliotecas, las librerías y, sobre todo, en las historias de muchos lectores al día de hoy.

Es conocido principalmente por sus historias de fantasía, cerca de 170 cuentos publicados. Andersen narraba sus propios cuentos. Además de escritor, era cuentacuentos o narrador oral.

En la primavera de 1872, Andersen tuvo un accidente: se cayó de su cama. Tuvo heridas graves. Ya no recobró la salud. Falleció el 4 de agosto de 1875, a los setenta años.

De la niña que fui

Abrí el álbum. Hice un ejercicio de la memoria. Me gusta que las fotografías estén impresas y que estén manchadas por el tiempo. La extraña coloración amarillenta de las imágenes me sitúa en otros momentos de mi vida. ¿Más gozosos? Creo que sí.

Fotografía 1. Tengo seis años. Estoy en la casa de mis padres. Escribo mi nombre con un gis blanco sobre un pizarrón verde que está en una de las habitaciones. También hago el dibujo de una casa. Volteo a la cámara. Sonrío. ¡Click! Por esos años, 1984, había algunos libros de cuentos infantiles en casa; quizá versiones populares y comerciales. También había libros escolares y académicos, así como diccionarios, gracias a mi madre, que era maestra del magisterio. Siempre hubo material escrito cerca de mí. De muchas maneras lo agradezco. No imagino mi vida sin la literatura.

Recuerdo 2. Tengo diez años. Fuimos en familia a la Macroplaza, en Monterrey. En un sótano había una zona comercial en la que estaba una librería. Me compraron un par de libros. Estoy casi segura de que uno era “Platero y yo”, de Juan Ramón Jiménez, en la versión original; había muchas palabras que no entendía. Era un día de muchísimo calor y sol intenso. Me quedé mirando los libros y mis padres se fueron. Me perdí para ellos durante algunos minutos por estar en los libros. Desde entonces, siempre me pierdo. 1988 y yo encontraba el placer poniendo los ojos en las páginas.

Me hubiera gustado tener una biblioteca infantil llena de libros maravillosos, con ilustraciones asombrosas e historias que me sacaran del mundo. No fue posible pero hay más tiempo que vida. Ahora compro libros de poesía, novelas, libros de cuentos y, como parte importante de mi selección, como regalo especial, como la deliciosa y roja cereza del pastel, también compro libros de literatura infantil para la niña que fui.

La cuna de la literatura infantil

¿Dónde nació la literatura infantil? ¿Cuál fue su cuna? ¿Cómo fue su nacimiento y cómo ha crecido hasta hoy? ¿Cuál fue el primer cuento escrito especialmente para niños? Me gustan las preguntas difíciles que se me enredan porque me ponen a investigar. Lo mejor es que las respuestas casi nunca terminan de responderse.

En el principio, no sabíamos leer ni escribir. Primero fue la palabra hablada. Transmitíamos nuestras experiencias e historias mediante la oralidad. Mucho tiempo después llegaron las tecnologías precisas para la reproducción escrita de la palabra. He leído que los primeros cuentos árabes, impresos en rollos de papiro, datan de hace tres mil o cuatro mil años. ¿Cuántas cosas han sucedido desde entonces? En la línea de tiempo, parece que la imprenta llegó ayer.

En la segunda mitad del siglo XVI, La Fontaine publicó las “Fábulas”. A finales de siglo, Charles Perrault apareció “Los cuentos de mi madre la Oca”. En la segunda década del siglo XIX, los hermanos Grimm, Jacob y Wilhelm, publicaron su primer libro de relatos populares que retomaban historias del folklor y la tradición oral de su país. Luego Hans Christian Andersen sacó sus primeros volúmenes de literatura dirigida a los niños, de la cual no estaba muy orgulloso. Más tarde llegaron Lewis Carroll, con “Alicia en el país de las maravillas”, Carlo Collodi, con “Pinocho” y muchos autores más. A partir del siglo XX la literatura infantil adquiere mayor importancia en la cultura escrita.

Actualmente, encontramos mucha literatura infantil de calidad para niños que cada vez piden más y más. Libros ilustrados, libros que se comen, libros digitales, libros con luz, libros que se meten a la bañera, libros con música…

Dar de leer a los niños

Ojalá que todos los niños tuvieran la oportunidad de gozar de la palabra -oral y escrita- porque mediante la palabra nos apropiamos del mundo. Mediante la palabra construimos nuestro espacio íntimo y creamos nuestra realidad.

Que los adultos seamos capaces de acompañar a los niños en su camino y de mostrarles que el arte también es una opción para vivir la vida.

Ojalá que podamos dar de leer a los niños y que desde pequeños sepan que la lectura de literatura es otra forma de estar en el mundo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: